En esta tercera entrega, antes de hablar del tercer mandamiento recordaremos los dos primeros:

  1. DEFINIR quién es nuestro público objetivo (o target o segmento o cliente potencial, como quieran).
  2. INVESTIGUE A LA COMPETENCIA

Una vez hecho esto, llegamos al 3er mandamiento:

Aparte de conocer y criticar a los demás, que siempre es fácil, falta lo difícil, que es CONOCERNOS A NOSOTROS MISMOS.

Debemos analizar todo el conjunto de aptitudes y actitudes que tiene nuestra empresa para poder llevar a cabo una estrategia de marketing bien definida.

Aptitud2Factitud 

Muchos de mis clientes se quejan de que les pongo deberes, de que quiero que  hagan un análisis de su propia empresa. Lo que estoy buscando es si hay autocrítica y hasta qué punto ellos mismos se conocen como directivos y conocen su organización.

Antes de comenzar con un plan que queremos dé beneficios a la empresa tenemos que llevar a cabo una buena dosis de investigación y trabajo. Antes de contratar a alguien (trabajador o asesor), es importante que usted conozca los medios que tiene a su alcance,  sus puntos fuertes y débiles (si no, ya se lo pondrá el asesor de deberes, no se preocupe).

Dafo

Después, con un sólido conocimiento de las técnicas, podremos monitorizar el camino para llegar a una planificación de marketing.